Formulario de busqueda en el sitio

Formulario de localizacion de servicios

Luces y sombras sobre el reconocimiento al papel del veterinario durante la crisis

26/05/2020
Luces y sombras sobre el reconocimiento al papel del veterinario durante la crisis
Luces y sombras sobre el reconocimiento al papel del veterinario durante la crisis

De denunciar la exclusión de los veterinarios del consejo asesor para la gestión de la crisis del Covid-19 primero y para guiar el proceso de desescalonamiento, después, a lamentar la “infrautilización” de la red de laboratorios de sanidad animal para realizar test de coronavirus a la población. La actitud beligerante de la Organización Colegial Veterinaria (OCV) frente a las decisiones del Ministerio de Sanidad no ha impedido, sin embargo, que se hayan producido algunos avances por parte del Gobierno central y el de las comunidades autónomas a la hora de incorporar la potencialidad del veterinario en la lucha contra esta pandemia.


Así, por ejemplo, durante este último mes se han incorporado algunos expertos de formación veterinaria a los comités autonómicos creados para aterrizar en la ‘nueva normalidad’, se han habilitado algunos pocos laboratorios veterinarios -como el de de la Unidad de Sanidad Animal (UASA) de Valencia- para hacer pruebas PCR a personas y el propio Salvador Illa ha reconocido que ya se ha contactado con la industria veterinaria de vacunas para “explorar” la capacidad de producción de una posible futura vacuna.

Madrid, La Mancha y Asturias
Efectivamente, durante las últimas semanas -además de la ya conocidas incorporaciones en los grupos de desescalonamiento creados en Galicia o Castilla y León- se ha producido también la integración de otro veterinario en Asturias (José Fernández Romojaro) así como del propio ex presidente de la OCV y director del Centro de Encefalopatías y Enfermedades Transmisibles de la Universidad de Zaragoza, Juan José Badiola, que ha sido llamado por el Ayuntamiento de Madrid.

La Junta de Castilla La Mancha, por su parte, ha propuesto a los cinco presidentes provinciales de los colegios de veterinarios que participen como consejo en el comité creado, donde compartirían mesa con el propio viceconsejero de Medio Rural, Agapito Portillo, también veterinario.

En el Congreso y en la CE
El malestar por esta marginación ya ha llegado al propio Congreso, donde el PP ha presentado una PNL en la que pide al Gobierno abordar la crisis sanitaria desde un enfoque One Health, contando más con los veterinarios. Este partido, además, ha propuesto que los presidentes de todos los consejos nacionales de colegios sanitarios, incluido Luis Alberto Calvo (CGCVE) formen parte de la Comisión para la Reconstrucción Social y Económica de España por la crisis del coronavirus.

A nivel europeo parece claro que la presencia de veterinarios en estos órganos consultivos sí está mucho más considerada. El propio ‘Fernando Simón’ alemán, Christian Drosten, forma parte también del grupo de 7 expertos encargados de asesorar a la Comisión Europea para fiscalizar y aconsejar a los Estados miembros en la lucha contra el Covid-19. También figura otro veterinario germano, Lothar H. Wieler, presidente del Instituto Robert Koch de Berlín, la institución que centraliza la respuesta alemana al coronavirus. Y aún hay margen para una tercera veterinaria, esta vez holandesa, Marion Koopmans, quien trabaja en el Departamento de Ciencia Virológica del Centro Médico de Rotterdam.

La UASA, habilitada
Después de que el grupo de multidisciplinar creado por la OCV para seguir la situación en lo concerniente a la relación de la enfermedad con las mascotas, mantuviera un tercer encuentro, la OCV emitió un duro comunicado el 4 de mayo en el que se advertía que “la enorme infrautilización” de los laboratorios veterinarios provoca que dejen de realizarse “millones” de diagnósticos de coronavirus.

Días antes, el 2 de mayo, paradójicamente, la Conselleria de Agricultura, informaba de que había logrado la autorización del Ministerio de Ciencia para habilitar los laboratorios de la Unidad de Sanidad Animal (UASA).
Posteriormente, se han sumado algunos centros más pero la inmensa mayoría de los 50 laboratorios oficiales que forman parte de esta red de sanidad animal, seguían sin ser habilitados.

La producción de la vacuna
El 14 de mayo, en una comparecencia del ministro de Sanidad, Illa se refirió a la necesaria colaboración con la industria veterinaria. Dado que en España no hay fabricantes de vacunas humanas a gran escala, pero sí de animales con “gran experiencia de producción”, el ministro informó de que el Gobierno ya había contactado con ellos “para conocer su capacidad” y para asesorarlos “en los pasos necesarios para conseguir los requisitos y poder obtener la autorización de fabricación de vacunas de uso humano”, indican.

- Ver colvet.es / 4-4-2020
- Ver animalshealth.com / 11-5-2020
- Ver eldiario.es / 2-5-2020
- Ver redaccionmedica.com / 14-5-2020
- Ver niusdiario.es / 13-5-2020
- Ver animalshealth.es / 20-5-2020
- Ver animalshealth.es / 22-5-2020