Clamor en Madrid para ser reconocidos como sanitarios

Formulario de busqueda en el sitio

Formulario de localizacion de servicios

26/11/2019
Clamor en Madrid para ser reconocidos como sanitarios
Clamor en Madrid para ser reconocidos como sanitarios

Domingo, 17 de noviembre, en la Puerta del Sol se arremolinan, llegados de casi todo el país, miles de veterinarios decididos a defender su profesión. Según la organización, más de 3.000 personas ligadas a este colectivo comenzaron entonces una marcha que concluiría horas más tarde frente a la sede del Ministerio de Sanidad, cuya verja exterior se llenó de lazos verdes, el símbolo escogido para identificar sus reivindicaciones. Los colegios valencianos contribuyeron facilitando autobuses y hasta dos fueron fletados. Otros tantos acudieron a la cita en sus coches particulares. No se pudo entregar el manifiesto a ningún responsable gubernamental -porque el Ejecutivo sigue en funciones- y ésa fue precisamente la razón esgrimida por el Consejo General de Colegios Veterinarios (CGCVE) para no secundar la movilización pero sí entender y respaldar sus razones.


Los manifestantes, muchos vestidos con su bata para hacer más visible su condición de profesionales de la salud, recorrieron durante dos horas el centro de la capital en un ambiente festivo.
 

   Tras la pancarta de cabecera con el mensaje ’Somos veterinarios. Somos profesionales sanitarios. ¡¡Cuidamos de tu salud!!’, los manifestantes corearon eslóganes que bien reflejaban la pluralidad de frentes reivindicativos abiertos: “Sánchez escucha, la Veterinaria está en lucha”; “Manos arriba, bájanos el IVA”; “Menos elecciones y más oposiciones”;  “Si no quieres listeria, no pagues miseria” o “Sin inspección no hay chuletón”.

“Invisibilidad”
Los organizadores explican en el manifiesto que están cansados “del menosprecio, la invisibilidad y falta de respeto al veterinario como autoridad sanitaria que somos. Hoy reiteramos que sin más apoyo y más veterinarios casos de listeriosis o de botulismo como los de los últimos meses volverán a suceder”.
  

  “Los veterinarios somos imprescindibles, ya que nuestra función sanitaria involucra no sólo a los animales, sino también a toda la sociedad y al medio ambiente. ” continúa el manifiesto.

   Entre otras reivindicaciones, en el manifiesto se exige ser considerados autoridades sanitarias de hecho; se hace hincapié en que la falta de inspectores veterinarios impide la prevención y control efectivos en mataderos e industrias alimentarias o que las clínicas y centros veterinarios no están regulados como centros sanitarios, y por ello están obligados a soportar un IVA del 21% frente al aplicado al resto de profesiones también sanitarias, que están exentas o disfrutan de tipo reducido.    
   
Irrupción de Fesvet
La iniciativa para llevar a cabo esta protesta surgió hace meses a partir de foros en internet. Cuatro veterinarios clínicos -Carlos Nunes, Pilar Pérez, Carlos Bielsa y Diego Villaín- se hicieron cargo de la organización. Enviaron información a los colegios provinciales y después de varios contactos, a mediados de octubre y en la sede del consejo, se celebró un encuentro con los convocantes. Tras un debate cordial, los representantes colegiales concluyeron que la fecha escogida no era la “más adecuada para realizar una manifestación, ya que, una semana después de celebrar las elecciones, no existirá un Gobierno constituido y por lo tanto faltará un interlocutor válido al que plantear las reivindicaciones”.


    Posteriormente y cuando se tuvo que afrontar la convocatoria formal de la misma, fue Fesvet -un sindicato veterinario fundado en mayo de 2018- la entidad que se hizo cargo y así lo comunicó al propio presidente del CGCVE, Luis Alberto Calvo, quien cedió las instalaciones del consejo para celebrar, el 5 de noviembre, la rueda de prensa de presentación de la protesta.

    Con todo, dado que no se cedió en la fecha, el CGCVE no secundó la protesta pero la práctica totalidad de colegios provinciales sí colaboraron dando difusión a la iniciativa y facilitando el transporte. De forma coherente con lo acordado Calvo no acudió a la protesta.

    Desde el CVCV y los colegios valencianos, se continuará realizando acciones para la consecución de estas revindicaciones, de hecho hay ya programadas reuniones con algun partido político.


- Ver Manifiesto