Las tasas de vacunación analizadas en diferentes provincias españolas alertan del peligro de tener casos de Rabia en España

Formulario de busqueda en el sitio

Formulario de localizacion de servicios

01/10/2019
Las tasas de vacunación analizadas en diferentes provincias españolas alertan del peligro de tener casos de Rabia en España
Las tasas de vacunación analizadas en diferentes provincias españolas alertan del peligro de tener casos de Rabia en España

Coincidiendo con el Día de la Lucha frente a la Rabia, celebrado cada 28 de septiembre como iniciativa creada y coordinada por la GARC (Alianza Global para el Control de la Rabia) y avalada por la OMS (Organización Mundial de la Salud), desde MSD Animal Health junto a los Colegios Veterinarios de Alicante, Castellón y Valencia, el Consejo de Colegios de la Comunidad Valenciana y las Universidades CEU Cardenal Herrera y Católica de Valencia se suman un año más a la lucha frente a esta enfermedad con el objetivo de concienciar a la sociedad sobre la misma.


En España cada Comunidad Autónoma tiene establecidas unas pautas de vacunación diferentes. En Galicia, País Vasco y Cataluña no es obligatoria la vacunación contra la rabia, en Asturias sólo es obligatoria para los perros declarados potencialmente peligrosos que, por otra parte, son los más controlados y los que, por tanto, menos probabilidades tienen de morder a una persona. Expertos como el Dr. Fernando Fariñas, experto en Inmunología, Virología y Vacunología, hacen hincapié en que la vacunación debería ser obligatoria en todo el territorio nacional con un protocolo de vacunación uniforme en todo el país. 

Federica Burgio, responsable científica de animales de compañía de MSD Animal Health confirma que “Intentaremos entre todos llegar a consenso para la unificación de criterios en la pauta de vacunación. Esta pauta debería ser obligatoria y anual en toda España, como también lo recomienda la OMS. No tenemos que olvidarnos de la vacunación del colectivo felino, cada vez más presente en nuestros hogares”

Este año, las distintas actividades que componen la “Semana de la Lucha Frente a la Rabia” se van a desarrollar en la Comunidad Valenciana por la necesidad de concienciar a esta sociedad sobre la importancia de vacunar anualmente a sus mascotas y dar a conocer la gravedad de esta enfermedad, ya que el porcentaje de perros vacunados frente a la rabia está por debajo de la cifra recomendada por la OMS (Organización Mundial de la Salud) (Un [1] 70%). Según un estudio transversal realizado en la comunidad desde el 2017 a la actualidad, en este territorio la tasa de vacunación es de un 59,2%. Desglosando por colectivo de edades, la tasa de vacunación es de un 66,6% en perros de hasta 2 años, un 51,5% en animales de 3 a 5 años y un 40,7% en perros de 5 a 10 años [2].

 “La organización colegial, defiende en todo momento la conveniencia, conforme a estudios publicados, de la primovacunación y revacunación anual y la recomendación de atender al criterio veterinario que realiza la evaluación del estado del animal y que debe establecer el protocolo vacunal de forma individualizada, teniendo en cuenta, por supuesto, las especificaciones descritas por el productor de la vacuna.” Señala Inmaculada Ibor, Presidenta del Consejo General de Colegios Veterinarios de la Comunidad Valenciana.

 Control en las fronteras

España (territorio peninsular e islas) ha estado libre de rabia terrestre desde el año 1978 hasta junio de 2013, donde aparece en Toledo el primer caso de rabia desde entonces. Fue el caso de una perra que fue vacunada de rabia por primera vez en 2012. En 2013 entró en la Península a través de Ceuta, escapándose meses después en la provincia de Toledo, donde mordió a cuatro menores y un adulto, dando posteriormente positivo en el examen de rabia.

En 2016 se producen dos casos de rabia en Melilla y en junio de 2019 se produce otro caso de rabia en Ceuta. Un cachorro mestizo de 3 meses procedente de Marruecos llegó a una clínica veterinaria tras presentar un comportamiento anómalo durante su estancia en una protectora animal ceutí. El cachorro llegó a morder a algunos de los trabajadores del centro de acogida, y a alguno de los perros que allí se encontraban, mostrando signos compatibles con la rabia. Según datos publicados a día 28 de junio por la OIE, el cachorro infectado de rabia estuvo en contacto con 11 perros de la protectora que posteriormente fueron sometidos a una estricta observación. Alfonso Morey, veterinario clínico que ha diagnosticado el último caso de rabia en Ceuta insiste “Aunque parece que la rabia está muy lejos, la tenemos a 14 km de nuestro territorio peninsular. Si se aplica la legislación no tiene por qué haber problema, pero siempre hay un fallo humano que rompe con este sistema, poniéndonos a todos en riesgo. No somos conscientes de lo vulnerables que somos”.

Francisco Pérez, veterinario del Puesto de Inspección Fronterizo (PIF) de Algeciras, alerta de la permeabilidad de las fronteras, siendo España país de paso para toda Europa, y la necesidad de estar preparados ante una enfermedad mortal como la rabia. (https://www.youtube.com/watch?v=OQNPj-_XHDQ)

Sobre la rabia

Anualmente la rabia produce la muerte de alrededor de 55.000 personas en el mundo, lo cual se debe a la baja tasa de vacunación canina en las zonas endémicas y la falta de concienciación y conocimiento sobre esta enfermedad. El principal trasmisor de la rabia en los países donde la enfermedad sigue causando estragos es el perro. El [1] 99% de los casos de rabia en humanos están producidos por la mordedura de un perro infectado. Es por ello por lo que la vacunación de los perros es el método de elección para controlar y eliminar la rabia en el mundo. La realización de las campañas de vacunación pretende conseguir una cobertura de al menos el de la población canina existente (porcentaje mínimo establecido por la OMS y la OIE en un área endémica de rabia o de “riesgo”).

La rabia, por su gravedad, es considerada como una de las zoonosis (enfermedad transmitida de animales a personas) más importantes en el mundo. Todo caso de mordedura por un animal doméstico o salvaje debe ser investigado.

El riesgo de padecer la enfermedad está asociado íntimamente a factores como la cantidad de virus presente en la saliva del animal rabioso, la localización de la mordedura, y la gravedad de la exposición. Una vez manifestada la enfermedad, la tasa de mortalidad es de un 100% a pesar de todas las medidas de tratamiento. “La manera de proteger a los humanos es prevenir en los animales, aplicando y mejorando el plan de contingencia aplicado por los profesionales de la salud animal que hay actualmente. Además, se debe estar correctamente concienciado frente a esta enfermedad. La Cifra actual de alrededor de 55.000 muertes anuales en el mundo ofrecida por la OMS está muy probablemente subestimada, puesto que pueden existir muchos casos que se escapen al registro en los países en vía de desarrollo endémicos”, confirma Natividad Tolosa, presidenta de la sociedad Valenciana de medicina preventiva y salud pública.